Las ventanas de PVC son la alternativa más económica para las ventanas de su hogar, debido a su precio y mínimo mantenimiento. Tienen un coeficiente de conductividad térmica más bajo y menos condensación, lo que significa que retienen mejor el calor en la habitación.

Podemos decir con seguridad que hoy en día la carpintería de PVC consigue un gran aislamiento térmico y acústico con un atractivo diseño.

Por ejemplo, a diferencia de las ventanas y puertas de madera, el PVC no requiere pintura periódica, es resistente a los arañazos y ofrece una eficiencia energética excepcional, es extremadamente duradero y prácticamente no requiere mantenimiento.

Ponte en contacto con nosotros





He leído y aceptado la política de privacidad